Frase del Dia: 17 de Diciembre

mujer-con-rosa-en-las-manos

Las expectativas pueden ser un tema confuso. La mayoría de nosotros tiene expectativas. Tenemos algunas nociones, en algún nivel de nuestra conciencia, acerca de cómo esperamos que se desenvuelvan las cosas o cómo queremos que se comporte la gente. Pero es mejor que renunciemos a nuestras expectativas para que podamos desapegamos. Es mejor abstenernos de forzar nuestras expectativas sobre los demás o de abstenemos de tratar de controlar el resultado final de los eventos, ya que hacerlo causa problemas y, además, por lo general es imposible. De modo que, ¿adónde vamos con nuestras expectativas?
Algunas personas luchan por abandonar todas sus expectativas y viven el momento presente. Eso es admirable. Pero yo creo que la idea importante aquí es asumir responsabilidad por nuestras expectativas. Sacarlas a la luz. Examinarlas. Hablar acerca de ellas. Si estas implican a otras personas, hablar con esas personas implicadas. Descubrir si ellas tienen expectativas similares. Ver si son realistas. Por ejemplo, esperar una conducta sana de gente enferma es fútil; esperar resultados diferentes de las mismas conductas es enfermizo, de acuerdo con Earnie Larsen. Entonces, dejémoslas ir. Veamos cómo se desarrollan las cosas.
Dejemos que las cosas sucedan, sin forzarlas. Si constantemente estamos desilusionados, quizá tengamos un problema por resolver, ya sea con nosotros mismos, con otra persona o con una situación.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

separador9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s