APEGO AFECTIVO, apegos, Codependencia, ingobernabilidad, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 11 de Diciembre

Límites débiles

Los Codependientes a menudo:
􀀀 Dicen que no tolerarán ciertas conductas en los demás.
􀀀 Poco a poco incrementan su tolerancia hasta que pueden tolerar y hacer cosas que habían dicho que nunca harían.
􀀀 Permiten que otros los lastimen.
􀀀 Se preguntan por qué se sienten tan lastimados.
􀀀 Se quejan, culpan y tratan de controlar al tiempo que siguen actuando igual.
􀀀 Finalmente se enojan.
􀀀 Se vuelven completamente intolerantes.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

Anuncios
APEGO AFECTIVO, baja autoestima, Codependencia, obsesión, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 7 de Diciembre

Baja Autoestima.
Los Codependientes tienden a:

􀀀 Provenir de familias atribuladas, represoras o disfuncionales.
􀀀 Negar que su familia haya sido atribulada, represora o disfuncional.
􀀀 Culparse a sí mismos por todo.
􀀀 Criticarse a sí mismos por todo, aun por su manera de pensar, de sentir, de verse, de actuar y demcomportarse.
􀀀 Indignarse y ponerse a la defensiva cuando otros culpan y critican a los codependientes, algo que ellos hacen siempre.
􀀀 Rechazar cumplidos o halagos.
􀀀 Deprimirse por falta de cumplidos y de halagos (privación de caricias).
􀀀 Sentirse diferentes que el resto del mundo.
􀀀 Sentir que no son lo suficientemente buenos.
􀀀 Sentirse culpables por gastar dinero en sí mismos o por hacer cosas innecesarias o divertidas para sí mismos.
􀀀 Temer al rechazo.
􀀀 Tomar las cosas personalmente.
􀀀 Haber sido víctimas de abuso sexual, emocional o físico, de negligencia, abandono o alcoholismo.
􀀀 Sentirse víctimas.
􀀀 Decirse a sí mismos que no pueden hacer nada bien.
􀀀 Tener miedo de cometer errores.
􀀀 Preguntarse por qué les cuesta tanto trabajo tomar decisiones.
􀀀 Esperar de sí mismos hacer todo perfectamente.
􀀀 Preguntarse por qué no pueden hacer nada a su entera satisfacción.
􀀀 Tener una gran cantidad de “yo debería”.
􀀀 Sentir gran cantidad de culpa.
􀀀 Sentirse avergonzados de lo que son.
􀀀 Sentir que sus vidas no valen la pena.
􀀀 Y por ello, tratar de ayudar a otra gente a vivir su vida.
􀀀 Obtener sentimientos artificiales de autoestima ayudando a los demás.
􀀀 Tener fuertes sentimientos de baja autoestima –de vergüenza, fracaso, etcétera– por los fracasos y problemas de los demás.
􀀀 Desear que les sucedieran a ellos cosas buenas.
􀀀 Creer que nunca les pasarán cosas buenas.
􀀀 Creer que no merecen cosas buenas ni felicidad.
􀀀 Desear que otras personas los estimaran y los amaran.
􀀀 Creer que no es posible que los demás los estimen y los amen.
􀀀 Tratar de probar que son lo bastante buenos para gustarle a los demás.
􀀀 Conformarse con sentir que los necesitan.</em.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

APEGO AFECTIVO, Codependencia, DEPENDENCIA EMOCIONAL, el miedo, obsesión, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 6 de Diciembre

Dependencia Muchos Codependientes:

􀀀 No se sienten felices, contentos ni en paz consigo mismos.
􀀀 Buscan la felicidad fuera de sí mismos.
􀀀 Se pegan como lapas a cualquier cosa o persona que ellos piensen que les pueden dar felicidad.
􀀀 Se sienten terriblemente amenazados por la pérdida de cualquier cosa o persona que según ellos les proporciona felicidad.
􀀀 No sintieron amor ni aprobación por parte de sus padres.
􀀀 No se aman a sí mismos.
􀀀 Creen que otras personas no pueden amarlos y no los aman.
􀀀 Buscan desesperadamente amor y aprobación.
􀀀 A menudo buscan amor de gente que es incapaz de amar.
􀀀 Creen que los demás nunca están ahí cuando ellos los necesitan.
􀀀 Relacionan el amor con el dolor.
􀀀 Más que quererla sienten que necesitan a la gente.
􀀀 Tratan de probar que son dignos de ser amados.
􀀀 No se toman el tiempo para ver si los demás les convienen.
􀀀 Se preocupan por si los demás los aman o si les caen bien.
􀀀 No se toman tiempo para averiguar si ellos aman a otras personas o si estas les caen bien.
􀀀 Centran sus vidas alrededor de otras personas.
􀀀 Buscan derivar todos sus sentimientos de bienestar de sus relaciones con los demás.
􀀀 Pierden interés en sus propias vidas cuando aman.
􀀀 Se preocupan de que los demás los dejen.
􀀀 NO creen que ellos pueden cuidar de sí mismos.
􀀀 Se quedan varados dentro de relaciones que no funcionan.
􀀀 Toleran el abuso para sentir que la gente los sigue amando.
􀀀 Se sienten atrapados en las relaciones.
􀀀 Dejan malas relaciones y forman otras nuevas que tampoco funcionan.
􀀀 Se preguntan si alguna vez encontrarán el amor
.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

APEGO AFECTIVO, apegos, Codependencia, conciencia, control, impotencia, ingobernabilidad, Liberación, obsesión, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos

Reflexión del Dia: 5 de Diciembre

Obsesión:

Los Codependientes tienden a:

􀀀 Sentirse terriblemente ansiosos por los problemas y por la gente.
􀀀 Preocuparse por las cosas más absurdas.
􀀀 Pensar y hablar mucho acerca de otras personas.
􀀀 Perder el sueño por los problemas o la conducta de otros.
􀀀 Preocuparse.
􀀀 Nunca encontrar respuestas.
􀀀 Vigilar a la gente.
􀀀 Tratar de sorprender a la gente en malas acciones.
􀀀 Sentirse incapaz de dejar de hablar, de pensar y de preocuparse acerca de otras personas o de problemas.
􀀀 Abandonar su rutina por estar tan afectados por alguien o por algo.
􀀀 Enfocar toda su energía en otras personas y problemas.
􀀀 Preguntarse por qué nunca tienen energía.
􀀀 Preguntarse por qué no pueden hacer las cosas.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

APEGO AFECTIVO, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, DESAPEGO, Liberación, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina

Meditación 30 de Noviembre… Desapego

Un día, mi hijo trajo a casa a vivir con nosotros a un hámster. Lo pusimos en una jaula. Poco tiempo después, el hámster escapó.
Durante los siguientes seis meses, el animal corría asustado y salvaje por toda la casa. Y lo mismo nosotros para atraparlo.
“Ahí está. ¡Agárralo!”, gritábamos cada vez que alguien veía al hámster. Mi hijo o yo dejábamos lo que estuviéramos haciendo, corríamos por toda la casa y nos lanzábamos sobre el animal con la esperanza de atraparlo.
Me preocupaba por él, aunque no lo viéramos. “Esto no esta bien”, pensaba. “No puedo tener a un hámster corriendo suelto por la casa. Tenemos que atraparlo. Tenemos que hacer algo”.
Un pequeño animal del tamaño de un ratón tenía en agitación toda la casa.
Un día, mientras estaba sentada en la sala, vi al animal correr por el pasillo. En estado de frenesí, empecé a abalanzarme sobre él, como generalmente lo hacía, y luego me detuve.
No, me dije. Estoy harta. Si ese animal quiere vivir en los rincones y escondrijos de esta casa, voy a dejar que lo haga. Estoy harta de preocuparme por él .Estoy harta de perseguirlo. Esta es una circunstancia irregular, pero así es justamente como va a tener que ser.
Dejé que el hámster corriera sin que yo reaccionara. Me sentía un poquito incómoda con mi nueva reacción -no reaccionar-, pero me ceñí a ella de todas maneras.
Me sentí más a gusto con mi nueva reacción, no reaccionar. Al poco tiempo, estaba perfectamente en paz con la situación. Había dejado de pelear con el hámster. Una tarde, unas cuantas semanas después de que empecé a practicar mi nueva actitud, el hámster corrió cerca de mí, como lo había hecho tantas veces y apenas lo mire. El animal se
paró en seco, volteó y me miró. Empecé a abalanzarme sobre él. Él empezó a correr. Me relajé.
“Muy bien”, dije. “Haz lo que quieras”. Y lo decía en serio.
Una hora después, el hámster vino, se paró junto a mí y esperó. Gentilmente lo levanté y lo coloqué en su jaula, donde ha vivido feliz desde entonces. ¿La moraleja de la historia? No te balances sobre el hámster. El ya está asustado, y tratar de atraparlo lo único que logra es asustarlo más y a nosotros nos vuelve locos.
¡El desapego funciona!

“Hoy me sentiré a gusto con mi nueva reacción de no reaccionar. Me sentiré en paz”.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós).

APEGO AFECTIVO, AUTOESTIMA, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, DEPENDENCIA EMOCIONAL, Liberación, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, RESCATAR-CUIDAR, sentimientos, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 28 de Noviembre

El peor aspecto de ser cuidadores es que nos tornamos víctimas y así nos quedamos. Creo que muchas conductas autodestructivas serias —el consumo abusivo de productos químicos, los trastornos en la manera de comer, los trastornos sexuales— se desarrollan a través de este papel de víctima. Siendo víctimas, atraemos a los perpetradores. Creemos que necesitamos a alguien que nos cuide, porque nos sentimos desamparados. Algún cuidador por fin nos presentará a una persona o a alguna institución para que nos cuide mental, física, financiera o emocionalmente.
¿Por qué, se preguntarán, personas aparentemente razonables hacen este tipo de rescate? Por muchas razones. La mayoría de nosotros ni siquiera nos damos cuenta de lo que hacemos. Creemos en verdad que estamos ayudando. Algunos creemos que tenemos que rescatar. Hemos confundido nuestras ideas acerca de lo que es ayudar y de lo que no lo es. Muchos estamos convencidos de que el rescatar es una obra de caridad.
Incluso podemos llegar a considerar cruel y duro de corazón hacer algo con tanta sangre fría como permitir a una persona que maneje y afronte un sentimiento legítimo, sufra una consecuencia, se desilusione al escuchar un “no”, se le pida que responda a nuestras necesidades y deseos y que en lo general se le considere responsable de si mismo o de sí misma en este mundo. No importa que ellos ciertamente paguen un precio por nuestra “ayuda”, un precio que será tan duro o más severo aún que cualquier sentimiento que pudieran enfrentar.

Muchos no entendernos de qué somos responsables y de qué no lo somos. Podemos creer que tenemos la obligación de estremecernos cada vez que alguien tiene un problema porque es responsabilidad nuestra actuar justamente así. En ocasiones al sentirnos responsables de tantas cosas, nos enfermamos de tal manera que rechazamos toda responsabilidad y nos volvemos totalmente irresponsables.
Sin embargo, en el centro de la mayoría de los rescates hay un demonio: baja autoestima. Rescatamos porque no nos sentimos bien con nosotros mismos. Aunque los sentimientos son temporales y artificiales, el hecho de cuidar nos da un estado temporal de sentimientos agradables, de autoestima y de poder. Tal y como un trago ayuda a un alcohólico a sentirse mejor momentáneamente, un rescate nos distrae temporalmente del dolor de ser quienes somos.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

ACEPTACIÓN, APEGO AFECTIVO, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, DESAPEGO, FIJAR LIMITES, Liberación, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, SOLTAR, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 27 de Noviembre

El desapego no es un alejamiento frío, hostil; no es una aceptación resignada y desesperante de todo aquello que la vida y la gente nos tire en el camino; no es una manera robótica de ir por la vida, absortos, y totalmente indiferente a la gente y a los problemas; no es una actitud de inocente dicha infantil; ni un desentendimiento de lo que son nuestras verdaderas responsabilidades hacia nosotros mismos y hacia los demás; ni una ruptura en nuestras relaciones. Tampoco es que retiremos nuestro amor y nuestra solicitud, aunque a veces estas formas de desapegarnos pueden ser las mejores a seguir, por el momento.
De una manera ideal, desapegarnos es liberarnos o apartarnos de una persona o problema con amor. Mental, emocional y a veces físicamente nos desembarazamos de nuestro involucramiento insano (y a menudo doloroso) con la vida y responsabilidades de otra persona, y de los problemas que no podemos resolver.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).