APEGO AFECTIVO, apegos, Codependencia, ingobernabilidad, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 11 de Diciembre

Límites débiles

Los Codependientes a menudo:
􀀀 Dicen que no tolerarán ciertas conductas en los demás.
􀀀 Poco a poco incrementan su tolerancia hasta que pueden tolerar y hacer cosas que habían dicho que nunca harían.
􀀀 Permiten que otros los lastimen.
􀀀 Se preguntan por qué se sienten tan lastimados.
􀀀 Se quejan, culpan y tratan de controlar al tiempo que siguen actuando igual.
􀀀 Finalmente se enojan.
􀀀 Se vuelven completamente intolerantes.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

Anuncios
Codependencia, conciencia, control, impotencia, ingobernabilidad, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 10 de Diciembre

Comunicación débil

Los Codependientes a menudo:
􀀀 Culpan.
􀀀 Amenazan.
􀀀 Ejercen coerción.
􀀀 Suplican.
􀀀 Sobornan.
􀀀 Aconsejan.
􀀀 No dicen lo que sienten.
􀀀 No sienten lo que dicen.
􀀀 No saben lo que sienten.
􀀀 No se toman en serio a sí mismos.
􀀀 Piensan que los demás no toman en serio a los codependientes.
􀀀 Piden lo que desean y necesitan de manera indirecta, suspirando, por ejemplo.
􀀀 Encuentran difícil darle al clavo.
􀀀 No están seguros de cuál es el clavo.
􀀀 Miden cuidadosamente sus palabras para lograr el efecto deseado.
􀀀 Tratan de decir lo que creen que complacerá a la gente.
􀀀 Tratan de decir lo que creen que provocará a la gente.
􀀀 Tratan de decir aquello que logrará que la gente haga lo que ellos quieren que haga.
􀀀 Eliminan la palabra no de su vocabulario.
􀀀 Hablan demasiado.
􀀀 Hablan acerca de otras personas.
􀀀 Evitan hablar sobre sí mismos, de sus problemas, sentimientos y pensamientos.
􀀀 Dicen que tienen la culpa de todo.
􀀀 Dicen que no tienen la culpa de nada.
􀀀 Creen que sus opiniones no importan.
􀀀 Esperan a expresar sus opiniones hasta que conocen las de los demás.
􀀀 Mienten para proteger y tapar a la gente que aman.
􀀀 Mienten para protegerse a sí mismos.
􀀀 Encuentran difícil reguardar sus derechos.
􀀀 Se les dificulta expresar sus emociones de una manera honesta, abierta y apropiada.
􀀀 Creen que la mayor parte de lo que tienen que decir es irrelevante.
􀀀 Comienzan a hablar con cinismo, de manera autodegradante u hostil.
􀀀 Se disculpan por molestar a los demás
.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

APEGO AFECTIVO, apegos, Codependencia, conciencia, control, impotencia, ingobernabilidad, Liberación, obsesión, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos

Reflexión del Dia: 5 de Diciembre

Obsesión:

Los Codependientes tienden a:

􀀀 Sentirse terriblemente ansiosos por los problemas y por la gente.
􀀀 Preocuparse por las cosas más absurdas.
􀀀 Pensar y hablar mucho acerca de otras personas.
􀀀 Perder el sueño por los problemas o la conducta de otros.
􀀀 Preocuparse.
􀀀 Nunca encontrar respuestas.
􀀀 Vigilar a la gente.
􀀀 Tratar de sorprender a la gente en malas acciones.
􀀀 Sentirse incapaz de dejar de hablar, de pensar y de preocuparse acerca de otras personas o de problemas.
􀀀 Abandonar su rutina por estar tan afectados por alguien o por algo.
􀀀 Enfocar toda su energía en otras personas y problemas.
􀀀 Preguntarse por qué nunca tienen energía.
􀀀 Preguntarse por qué no pueden hacer las cosas.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

APEGO AFECTIVO, AUTOESTIMA, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, control, impotencia, ingobernabilidad, REACCIONAR, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 25 de Noviembre

“Es natural que tratemos de proteger y de ayudar a las personas que nos importan. También es natural que nos afecten los problemas de la gente que nos rodea y que reaccionemos a ellos. A medida que un problema se vuelve más serio y permanece sin resolverse, más nos afecta y más reaccionamos hacia él.”
La palabra reaccionar es importante aquí. Sea como sea que nos aproximemos a la codependencia, como sea que la definamos, y sea cual fuere el marco de referencia que elijamos para diagnosticarla y para tratarla, la codependencia es primordialmente un proceso de reacción. Los codependientes son reaccionarios.
Reaccionan en exceso. Reaccionan demasiado poco. Pero rara vez actúan. Reaccionan a los problemas, las vidas, los dolores y las conductas de otros. Reaccionan a sus propios problemas, dolores y conductas.
Muchas reacciones codependientes son reacciones al estrés. No es necesariamente anormal, pero resulta heroico y un auténtico salvavidas aprender a no reaccionar y a actuar de maneras más sanas. Sin embargo, la mayoría de nosotros necesitamos que se nos enseñe a hacerlo.

Quizá alguna de las razones por las cuales los profesionales consideran enfermedad a la codependencia es porque muchos codependientes están reaccionando a una enfermedad tal como el alcoholismo.
Otra razón por la cual se le llama enfermedad a la codependencia es porque es progresiva. A medida que la gente a nuestro alrededor se enferma más, podemos empezar a reaccionar en forma más intensa aún. Lo que empezó como una pequeña preocupación puede disparar el aislamiento, la depresión, una enfermedad física o emocional, o fantasías suicidas. Una cosa lleva a la otra, y las cosas se empeoran. La codependencia puede no ser una enfermedad, pero puede enfermarte. Y también puede contribuir a que la gente a tu alrededor permanezca enferma.
Otra razón más por la que se le llama enfermedad a la codependencia es porque las conductas codependientes –como muchas conductas autodestructivas– se vuelven habituales. Repetimos los hábitos sin pensarlo. Los hábitos cobran vida propia.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

ADICCION, APEGO AFECTIVO, AUTOESTIMA, Codependencia, conciencia, ingobernabilidad, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, RESCATAR-CUIDAR, sentimientos, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 18 de Noviembre

Preocuparnos y obsesionarnos nos mantiene con tal maraña en la cabeza que no podemos resolver nuestros problemas. Cada vez que nos apegamos de esta manera a alguien o a algo, nos separamos de nosotros mismos. Perdemos contacto con nosotros mismos. Damos en prenda nuestro poder y nuestra capacidad para pensar, sentir, actuar y cuidar de nosotros mismos. Perdemos el control.
Es horrible estar obsesionado con otro ser humano o con un problema. ¿Conoces alguna persona obsesionada con alguien o con algo? Esa persona no puede hablar de otra cosa, no puede pensar en otra cosa. Aunque parezca oírte cuando le hablar, sabes que no te escucha. Su mente está dando tumbos, va de aquí para allá en un interminable remolino de pensamientos compulsivos. Está preocupada. Relaciona todo lo que le dices (aunque no tenga nada que ver) con el objeto de su obsesión. Dice las mismas cosas, una y otra vez, usando las mismas palabras o cambiándolas ligeramente. Lo que tú digas no sirve de nada. Aunque le digas que pare, no sirve de nada. Probablemente lo haría si pudiera. El problema es que no puede hacerlo (en ese momento). Pues está a punto de estallar con la discordante energía de que está hecha la obsesión. Tiene un problema o una preocupación que no sólo lo molesta y lo controla.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

ACEPTACIÓN, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, disfrutar la vida, impotencia, ingobernabilidad, Liberación, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 14 de Noviembre

No hay necesidad de avergonzarse de ser (y permanecer) Codependiente.
No hay que avergonzarse de haber pasado por el proceso de permitir la codependencia (de manera negativa) para impactar nuestras vidas, y luego aprender a dejar de intentar hacer lo imposible (controlar a los demás) y comenzar a centrarnos en lo posible: cuidar bien de Nosotros mismos. Conscientemente y de una manera que toma a los demás y (por fin) nosotros mismos en la consideración al tomar decisiones.
Sentirnos avergonzados acerca de las diferentes etapas de la vida que experimentamos en el camino para llegar a ser quienes somos ahora no es diferente de encogernos cuando vemos fotos de cómo usamos nuestro cabello hace 25 años. Podemos sentir de esa manera; pero no es necesario. Estábamos haciendo lo que creíamos mejor, en ese momento.
No estábamos locos, incluso en el momento álgido de nuestra obsesión y control. Fuimos codependientes de factores no saludables en nuestras decisiones y comportamientos.
Para muchos millones de nosotros, esa revelación fue y sigue siendo un gran alivio. Nos sentimos libres para vivir nuestras vidas de una manera que fue y sigue siendo lo mejor para nosotros.
¡No hay vergüenza en eso!

(Melody Beattie).

AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, ingobernabilidad, Liberación, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina

Reflexión del Dia: 7 de Noviembre


Hay ocasiones en que podemos necesitar discutir nuestros sentimientos y pensamientos con otras personas. No es sano vivir nuestra vida en aislamiento. Compartir nuestra parte emocional con otros produce acercamiento e intimidad. Y también el ser aceptados como somos por alguien nos ayuda a aceptarnos a nosotros mismos. Esta es siempre una experiencia maravillosa. A veces, podemos querer discutir las cosas con un amigo que simplemente nos escuche, mientras ventilamos nuestros asuntos y tratamos de averiguar que está sucediendo. Las cosas que nos guardamos dentro pueden crecer demasiado y volverse demasiado poderosas. Lanzarlas al aire hace que se reduzcan. Ganamos en perspectiva. También es divertido compartir los sentimientos placenteros: las alegrías, los éxitos, los “tiempos color de rosa”. Y si queremos tener una relación de intimidad con alguien, necesitamos discutir nuestros sentimientos persistentes con ella o con él. A esto se le llama honestidad emocional.
Precaución: los sentimientos de intensa felicidad pueden ser tan perturbadores y atemorizantes como los sentimientos de intensa tristeza, especialmente para los codependientes que no están acostumbrados a los sentimientos de felicidad, de acuerdo con Scott Egleston. Muchos codependientes creen que a los sentimientos de felicidad siempre deben de seguir los de tristeza, porque esa es la manera como han sucedido en general las cosas en el pasado. Algunos codependientes creen que no podemos, no debemos y no merecemos sentirnos felices. A veces hacemos cosas para provocar sentimientos de tristeza después de experimentar sentimientos de felicidad, o cada vez que existe una posibilidad de que exista un sentimiento de alegría. Está bien sentirse feliz. Está bien sentirse triste. Dejemos que la energía emocional nos atraviese, y luchemos por obtener la paz y el equilibrio.
Hay ocasiones en que podemos requerir de ayuda profesional para manejar nuestras emociones. Si estamos varados en cualquier sentimiento en particular debemos darnos a nosotros mismos lo que necesitamos. Ver a un terapeuta, a un consejero, a un psicoanalista, o a un sacerdote. También podemos desear buscar ayuda profesional si hemos estado reprimiendo nuestros sentimientos durante un largo periodo o si sospechamos que hemos estado reprimiendo algo intenso.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).