ACEPTACIÓN, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, empoderamiento, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 15 de Abril

Cuando nos damos cuenta por primera vez de un problema, una situación o un sentimiento, podemos reaccionar con ansiedad o miedo. No hay necesidad de temer a la conciencia. No hay necesidad.
La conciencia es el primer paso hacia el cambio y el crecimiento positivo. Es el primer paso para resolver el problema o satisfacer la necesidad, el primer paso hacia el futuro. Así es como nos enfocamos en la próxima lección.
La conciencia es cómo la vida, el Universo y nuestro Poder Superior captan nuestra atención y nos preparan para el cambio. El proceso de cambiarse comienza con la conciencia. Conciencia, aceptación y cambio: ese es el ciclo. Podemos aceptar la incomodidad temporal de la conciencia porque así es como nos mudamos a un lugar mejor. Podemos aceptar la incomodidad temporal porque podemos confiar en Dios y en nosotros mismos.
Hoy, estaré agradecido por cualquier conocimiento que encuentre. Mostraré gratitud, paz y dignidad cuando la vida atraiga mi atención. Recordaré que está bien aceptar la incomodidad temporal de la conciencia porque puedo confiar en que mi Poder Superior me está moviendo hacia adelante.

(Melody Beattie).

desapego de chopra1

Anuncios
ACEPTACIÓN, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, Honestidad-Franqueza, poder interior, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina, vulnerabilidad

Meditación 15 de Abril… Deteniendo nuestro dolor

Algunos de mis sentimientos han estado almacenados por tanto tiempo que se queman en el congelador. (MÁS ALLÁ DE LA CODEPENDENCIA).

Hay muchas fuentes de dolor en nuestra vida. Quienes nos recuperamos de los hijos adultos y los problemas de codependencia con frecuencia tenemos un sumidero de dolor no resuelto del pasado. Tenemos sentimientos, a veces desde la primera infancia hasta el presente, que duelen demasiado como para sentir o que no tenemos apoyo ni permiso para enfrentarlos.
También hay otras fuentes inevitables de dolor en nuestra vida. Existe la tristeza y el dolor que surge cuando experimentamos cambios, incluso buenos, a medida que dejamos ir una parte de nuestra vida y comenzamos nuestro viaje hacia lo nuevo.
Hay dolor en la recuperación, cuando comenzamos a permitirnos sentir al dejar caer nuestro escudo protector de negación.
Existe el dolor que nos guía y nos guía hacia mejores opciones para nuestro futuro.
Tenemos muchas opciones sobre cómo detener este dolor. Es posible que hayamos experimentado con diferentes opciones. Las conductas compulsivas y adictivas detienen el dolor temporalmente. Es posible que hayamos usado alcohol, otras drogas, relaciones o sexo para detener nuestro dolor.
Podemos hablar compulsivamente o compulsivamente enfocándonos en otras personas y sus necesidades como una manera de evitar o detener nuestro dolor.
Podemos usar la religión para evitar nuestros sentimientos.
Podemos recurrir a la negación de cómo nos sentimos para detener nuestro dolor. Podemos permanecer tan ocupados que no tenemos tiempo para sentir. Podemos usar dinero, ejercicio o comida para detener nuestro dolor.
Tenemos muchas opciones. Para sobrevivir, es posible que hayamos utilizado algunas de estas opciones, solo para descubrir que se trata de curitas, calmante temporal del dolor que no resolvió el problema. Realmente no pararon nuestro dolor; lo pospusieron.
En la recuperación, hay una mejor opción sobre cómo podemos detener el dolor. Podemos enfrentarlo y sentirlo. Cuando estemos listos, con la ayuda de nuestro Poder Superior, podemos reunir el coraje para sentir el dolor, dejarlo ir y dejar que el dolor nos mueva hacia adelante, hacia una nueva decisión, una vida mejor.
Podemos detener los comportamientos que estamos haciendo que causan dolor, si es apropiado. Podemos tomar la decisión de eliminarnos de situaciones que causan dolor repetido y similar. Podemos aprender la lección que nuestro dolor está tratando de enseñarnos.
Si el dolor nos está haciendo usar medicamentos, hay una lección. Confía en esa idea. Algo está siendo resuelto en nosotros. La respuesta no vendrá de conductas adictivas u otras conductas compulsivas; recibiremos la respuesta cuando sentimos nuestros sentimientos.
Se necesita valor para estar dispuesto a permanecer quieto y sentir lo que debemos sentir. A veces, tenemos lo que parecen interminables capas de dolor dentro de nosotros. Duele el dolor El dolor duele La tristeza duele. No se siente bien. Pero tampoco niega lo que ya está allí; tampoco lo es vivir toda la vida con bolsillos de dolor viejos y nuevos empaquetados, almacenados y apilados dentro.
Solo va a doler por un tiempo, no más de lo necesario, para sanarnos. Podemos confiar en que si tenemos que sentir dolor, es parte de la curación, y es bueno. Podemos estar dispuestos a rendirnos y aceptar los inevitables sentimientos dolorosos que son una buena parte de la recuperación.
Sigue el flujo, incluso cuando el flujo nos lleve a través de sentimientos incómodos. La liberación, la libertad, la curación y los buenos sentimientos están del otro lado.

“Hoy, estoy abierto y dispuesto a sentir lo que necesito sentir. Estoy dispuesto a detener mis comportamientos compulsivos. Estoy dispuesto a dejar ir mi negación. Estoy dispuesto a sentir lo que necesito sentir para ser sanado, sano y completo”.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós-Serie de Meditaciones).

ACEPTACIÓN, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, disfrutar la vida, empoderamiento, Liberación, merecimiento, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina

Meditación 14 de Abril… Apreciar quien eres

Scott tenía sesenta y nueve años cuando emprendió el paracaidismo por segunda vez en su vida. Él saltó al ejército británico en la Segunda Guerra Mundial. Cuando surgió la oportunidad de hacer una demostración para saltar a una de las antiguas bases militares, vino a California para aprender a hacer paracaidismo.

Su cuerpo era viejo y rígido. Pero su corazón estaba lleno de juventud y diversión. A medida que avanzaba lentamente por los niveles, repitiendo muchos de los saltos hasta que obtuvo las habilidades marcadas, cada salto sacó un poco más de su cuerpo. A pesar de su determinación, el entrenamiento fue más de lo que podía manejar y tuvo que detenerse antes de su objetivo. Al irse,juró comenzar ejercicios de entrenamiento de fuerza y ​​regresar más tarde para completar su entrenamiento. “Estaré allí; solo tomará más tiempo de lo que pensé”, dijo.
Al mismo tiempo que Scott comenzó a entrenar, Tim también comenzó su entrenamiento de paracaidismo. Tim nunca había saltado antes, aunque había estado esquiando, montando en bicicleta de montaña y navegando. Tim estaba aterrorizado. Temía que fracasaría, temeroso de no responder bien en caso de emergencia, temeroso de que olvidara cómo aterrizar, con miedo a salir de un avión a casi tres kilómetros de la tierra.
Scott habló con Tim. Scott se rió de él y se rió con él. Y Tim siguió subiendo al avión y pasando sus niveles. El se graduó. “Hubiera renunciado después del primer salto”, dijo Tim. “Pero si Scott puede hacerlo, yo también. Me alegra que haya estado aquí. Él me dio la fe para hacer algo que creía que era imposible”.
Cada uno de nosotros debe caminar por nuestro propio camino, independientemente de los temores y deseos de quienes nos rodean. Tal vez eres como Scott, probando algo nuevo, algo que puede estar un poco más allá de ti. ¡Estupendo!
Tal vez tendrás éxito; tal vez fallarás. Solo tú puedes decidir qué harás con los resultados. Scott podría haber tomado sus reveses amargamente y arrastrado a Tim hacia abajo con él. En su lugar, construyó a Tim, lo que le permitió lograr algo que podría no haber hecho por sí mismo.
Tal vez eres como Tim, que quiere crecer, pero temes lo que podrías perder en el intento. Sigue a tu corazón, y si puedes encontrar un mentor que te ayude en tu camino, agradece a esa persona por levantarte.
Sigue caminando por el camino.
Algunos caminos pueden llevar a la fama y el reconocimiento, otros al apoyo silencioso de nuestros compañeros de viaje. Camina por tu propio camino. Aprende tus propias lecciones.

“Dios, gracias por mi vida.”

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

ACEPTACIÓN, APEGO AFECTIVO, AUTOESTIMA, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, DESAPEGO, el miedo, FIJAR LIMITES, Liberación, obsesión, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, vulnerabilidad

Meditacion 12 de Abril… Haga frente a su miedo al abandono

“Estoy en una relación con alguien que no es bueno para mí”, me dijo una mujer un día. “Mi novio me manipula, y a menudo no me dice la verdad. Pero cada vez que me preparo para patearlo hasta la acera, mi miedo al abandono se instala”.

Muchos de nosotros tenemos miedo al abandono. Algunos de nosotros lo dejamos gobernar nuestras vidas. Haremos cualquier cosa para que esa persona no salga y nos deje en paz.
Pasé muchos años dejando que el miedo al abandono me controlara. Después de un tiempo, finalmente me cansé de esa creencia. Me cansé de preocuparme si era lo suficientemente bueno para esa persona.
Entonces, un nuevo pensamiento me liberó: si no quieres ser mi amigo, ni mi amante, ni mi empleador, no te quiero en mi vida.
No más chantaje emocional. No más estrés. No más tener que adivinar lo que esa otra persona está sintiendo.
¿Estás pasando el tiempo preocupado por alguien que te deja? ¿Su miedo a ser abandonado lo deja a uno como un desvalido en sus relaciones? Déjalo ir. Levántate rápido. Y escucha lo que voy a decirte: si esa persona no quiere estar en tu vida, solo déjala irse. ¿Quieres a alguien en tu vida que realmente no quiera estar allí? Por supuesto no. Déjalo ir.
Una vez que adoptas esta creencia, es fácil enviar malas relaciones y las buenas personas quieren quedarse.

“Dios, ayúdame a creer que merezco solo las mejores relaciones”.

(Melody Beattie de su Libro Mas del lenguaje del Adiós).

apegos, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, DESAPEGO, empoderamiento, Liberación, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina

Meditación 8 de Abril… Suelta todo a lo que te aferras

Un amigo me llamó un día. Su brillante coche nuevo estaba en el garaje para reparaciones otra vez. “Debería haber comprado un camión, algo práctico, que comenzara todos los días y me ayudaría a trabajar”, dijo. “Si alguna vez, empiezo a gritar que tengo que tener algo y no puedo vivir sin él, comienza a gritarme hasta que me detengo”.

¿Qué está asociado a tu autoestima?
Algunas personas unen sus autos a su valor. Otras personas pueden sentirse bien consigo mismas solo si están involucradas en una relación romántica. Algunas personas necesitan un hogar en cierto vecindario. Algunas personas atan su autoestima a los eventos futuros. Si solo pudiera lograr esto, estaría completo.
Toma un descanso. Mira tu vida. ¿Tu autoestima está apegada a ciertas condiciones?
Decimos que queremos que los demás nos amen incondicionalmente, pero el problema es que esa no es la manera en que nos amamos a nosotros mismos. Decimos que primero necesitamos dinero en el banco, un Mercedes o un bolso Gucci.
¿Hay un cierto nivel de éxito que has estado tratando de alcanzar? ¿Estás diciéndote a ti mismo que tienes que tenerlo completo? Quizá es la aprobación de alguien lo que estás esperando.
Hay una manera fácil de ver a lo que nos hemos apegado demasiado. Podemos preguntarnos esto: ¿qué es lo que hay en mi vida que no puedo dejar ir y liberar? ¿Qué me hace enloquecer?
No seas duro contigo mismo. Todos queremos y necesitamos las necesidades diarias, como automóviles, empleos y dinero. Y tener a alguien a quien amar es una parte deliciosa de ser humano.
Pero ese es un problema diferente de decirnos a nosotros mismos que no podemos ser felices sin estas personas o cosas. Ayúdate con una dosis saludable de integridad y déjate llevar. Di a ti mismo que estás completo y que puedes ser feliz, tal como eres. Deja ir tu archivo adjunto a lo que sea que te estés aferrando. Puede o no volver a ti. Pero si lo hace, puedes disfrutarlo más feliz sabiendo que no necesitas que esté completo.

“Dios, ayúdame a soltar mis apegos poco saludables”.

Actividad: ¿a qué te aferras y te dices a ti mismo que no puedes vivir sin él? ¿Hay una persona a la que temes que desaparecerá? ¿Hay un trabajo o un nivel particular de éxito al que te hayas apegado? ¿Hay un nivel de finanzas que estás esperando tener antes de permitirte sentirte completo? Haz un inventario de tu vida. Ten cuidado con lo que te has convencido de que necesitas para estar completo. Ahora, transfiere estas personas o cosas a una lista en tu diario. Haga que el título de esa lista sea “personas y cosas que necesito liberar y separar de mi autoestima”. Todavía puede tener estas personas o cosas en su vida, pero su objetivo aquí es aclarar sus motivos para querer que entren. su vida.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adios).}

ACEPTACIÓN, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, empoderamiento, Liberación, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina

Meditación 6 de Abril… Soltando la baja autoestima

“La autoestima es tan elusiva”, dijo Amanda. “He estado trabajando en mi autoestima durante años. Cuanto más trabajo en ello, menos parece que tengo”.

Creo que podemos abandonar la baja autoestima. Podemos cambiar la falta de creencia en nosotros mismos. Podemos estar dispuestos a perdonarnos a nosotros mismos. Podemos dejar de tolerar un tratamiento que no nos sienta bien. Podemos ver los peligros de definirnos a nosotros mismos por dinero, poder o prestigio, o por quiénes conocemos y qué tenemos. En última instancia, podemos estar dispuestos a cuidar de nosotros mismos y nutrirnos a nosotros mismos a través de cualquier experiencia que la vida pueda traer.
Los Programas de Doce Pasos ofrecen dos Pasos que pueden ayudarnos a desarrollar la autoestima, la aceptación y el amor propio. El Paso Seis dice que estamos completamente listos para que Dios tome nuestros defectos de carácter. El Paso Siete dice que le pedimos humildemente a Dios que elimine nuestros defectos. El trabajo no es fácil, pero vale la pena.
Por ahora es suficiente estar dispuesto a abandonar nuestra baja autoestima y todas las formas en que la baja autoestima se manifiesta en nuestras vidas.

“Dios, por favor reemplaza mi baja autoestima con autoaceptación.”

Actividad: A veces, podemos tener un funcionamiento saludable de la autoestima en un área de nuestras vidas, pero no en otra. Por ejemplo, podemos sentirnos bien con nuestras habilidades laborales, pero podemos sentirnos mal con nuestras relaciones personales. Podemos tener una gran confianza en nuestras habilidades atléticas, pero nos sentimos mal con nuestras finanzas. Decida si hay áreas en las que pueda manifestar una baja autoestima. ¿En qué áreas te sientes bien? Además, observe los sueños que no ha perseguido debido a su falta de confianza en sí mismo.

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

ACEPTACIÓN, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, DESAPEGO, FIJAR LIMITES, Liberación, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina

Reflexión del Dia: 5 de Abril

El desapego es una de las claves en la recuperación de la codependencia. Este fortalece nuestras relaciones sanas, aquellas que queremos que crezcan y florezcan. Beneficia nuestras relaciones difíciles, ésas que estamos aprendiendo a manejar. ¡El desapego nos ayuda!.
El desapego no es algo que hacemos una sola vez. Es una conducta cotidiana en nuestra recuperación. La aprendemos cuando estamos empezando nuestra recuperación de la codependencia y de cuestiones de hijos adultos de alcohólicos. Y seguimos practicándola a medida que crecemos y cambiamos, y a medida que nuestras relaciones crecen y cambian.
Aprendemos a dejar ir a la gente que amamos, a la gente que nos cae bien, y a aquellas que no nos interesan particularmente. Nos separamos nosotros mismos, y a nuestro proceso, de los otros y sus procesos.
Renunciamos a llevar las riendas y a nuestra necesidad de control en nuestras relaciones. Asumimos la responsabilidad para con nosotros y permitimos que los demás hagan lo mismo. Nos desapegamos en el entendimiento de que la vida se está desarrollando exactamente como se necesita desarrollar, tanto para nosotros mismos como para los demás. La manera como la vida se desenvuelve es buena, aun cuando duela. Y en último término, podemos beneficiarnos hasta de las situaciones más difíciles. Hacemos esto en el entendimiento de que está a cargo de ello un Poder que es superior a nosotros y de que todo está bien.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós).

desapego de chopra1