ACEPTACIÓN, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, GRATITUD, la oración, Liberación, RECUPERACION, sentimientos, SOMETIMIENTO, voluntad divina, vulnerabilidad

Meditación 3 de Febrero… Se agradecido cuando obtienes algo más

Querido Dios, Gracias por el hermanito, pero oré fue por un cachorro (Cartas de los niños a Dios).

A veces miramos alrededor, evaluamos la situación y decidimos qué creemos que necesitamos. Entonces vamos a Dios y comenzamos a orar.
De la nada, nuestras oraciones son respondidas. Pero la respuesta no es lo que solicitamos. Fuimos muy específicos, pensamos. Ahora, esto, esto ha venido. No obtuvimos lo que pedimos. Nuestras oraciones fueron respondidas, pero obtuvimos algo más.
No te amargues ni te involucres tanto con el sentimiento de tristeza por no obtener lo que solicitaste como para perderte lo que recibiste. Los deseos y las necesidades están estrechamente relacionados. Y todas nuestras necesidades, incluso aquellas de las que aún no estamos enterados, se cumplirán. Se agradecido de que Dios sepa más de lo que nosotros necesitamos que nosotros.
A veces, cuando oramos, obtenemos lo que queremos. A veces obtenemos lo que necesitamos. Acepta ambas respuestas, la del sí y la de los demás, con sincera gratitud. Luego mira a tu alrededor y ve cuál es su lección y regalo.

“Dios, ayúdame a recordar estar agradecido incluso cuando el obsequio no sea el esperado.”

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

Anuncios
AUTOESTIMA, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, Liberación, RECUPERACION, sentimientos, SOMETIMIENTO, voluntad divina, vulnerabilidad

Meditación 26 de Diciembre… Crecimiento interior

Igual que cuando eramos niños nos quedaban chicos los juguetes y ropa favoritos, a veces ya de adultos nos quedan chicas algunas cosas: gente, empleos, casas. Esto puede causar confusión. Podemos preguntarnos por qué alguien o algo que era tan especial e importante para nosotros el año pasado ya no encaja del mismo modo en nuestra vida hoy. Podemos preguntarnos por qué han cambiado nuestros sentimientos.
Cuando éramos niños, quizá tratamos de que nos quedara una prenda de vestir que era grande para nuestro cuerpo. Ahora, de adultos, podemos atravesar épocas en que tratamos de forzar actitudes que ya hemos rebasado. Quizá necesitemos hacer esto para darnos tiempo y cuenta de la verdad. Lo que funcionaba el año pasado, lo que era tan importante y tan especial para nosotros en tiempos pasados, no nos funciona ya más porque hemos cambiado. Hemos crecido.
Podemos aceptar esto como una parte válida e importante de la recuperación. Podemos permitirnos pasar por la experimentación y por la pena mientras batallamos por hacer algo que nos quede, tratando de averiguar si de veras ya no nos vale y por qué. Podemos explotar nuestros sentimientos y pensamientos acerca de lo que ha ocurrido.
Después podemos guardar los juguetes del año pasado y hacer espacio para los nuevos.

“Hoy dejaré que los juguetes del año pasado sean lo que fueron: los juguetes del año pasado. Los recordaré con cariño por el papel que desempeñaron en mi vida. Luego, los guardaré y haré espacio para los nuevos”.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós).

claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, dar, GRATITUD, Liberación, RECUPERACION, relaciones sanas, sentimientos, SOMETIMIENTO, voluntad divina, vulnerabilidad

Meditación 13 de Diciembre… Rendición

Tomamos la decisión de poner nuestra voluntad y nuestras vidas al cuidado de Dios tal como lo entendimos a Él. (Paso Tres de Al-Anón).

Rendirse a un Poder más grande que nosotros mismos es cómo nos empoderamos.
Nos empoderamos de una manera nueva, mejor y más efectiva de lo que creímos posible.
Puertas abren. Las posibilidades ocurren. Nuestra energía se canaliza, por fin, en áreas y formas que funcionan para nosotros. Nos sintonizamos con el Plan para nuestra vida y nuestro lugar en el Universo.
Y hay un plan y un lugar para nosotros. Veremos eso. Lo sabremos. El Universo se abrirá y creará un lugar especial para nosotros, con todo lo que necesitamos.
Será bueno. Comprende que es bueno, ahora.
Aprender a poseer nuestro poder vendrá, si estamos abiertos a ello. No necesitamos detenernos en la impotencia y la impotencia. Ese es un lugar temporal donde reevaluamos dónde hemos estado tratando de tener poder cuando no tenemos ninguno.
Una vez que nos rendimos, es hora de empoderarse.
Deje que el poder venga, naturalmente. Está ahí. Es nuestro.

“Hoy, estaré abierto a comprender lo que significa poseer mi poder, aceptaré la impotencia donde no tengo poder; También aceptaré el poder que es mío para recibir.”

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós- Serie de Meditaciones).

Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, la oración, Liberación, RECUPERACION, sentimientos, SOMETIMIENTO, voluntad divina

Meditaron 12 de Diciembre… La voluntad de Dios

Todos los días, preguntemosle a Dios lo que quiere que hagamos hoy y luego pidamosle ayuda. Una simple petición, pero tan profunda y trascendente que nos puede llevar a cualquier lado al que necesitemos ir.
Escucha; todo lo que queremos, todo lo que necesitamos, todas las respuestas, toda la curación, toda la sabiduría, todo el cumplimiento de deseos se incluyen en esta simple petición. No necesitamos más que decir, Gracias.
Este Plan que se ha hecho para nosotros no es de privación. Es de plenitud, alegría y abundancia. Métete en él.
Y constátalo tú mismo.

“Hoy le pediré a Dios que me muestre lo que quiere que haga este día, y luego le pediré ayuda para hacerlo. Confiaré en que es suficiente para llevarme a la luz y la alegría”.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós).

ACEPTACIÓN, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, GRATITUD, Liberación, sentimientos, SOMETIMIENTO, voluntad divina, vulnerabilidad

Meditación 25 de Noviembre … Toma de Conciencia

Cuando acabamos de hacernos conscientes de un problema, de una situación o de un sentimiento, podemos reaccionar con ansiedad o con miedo. No hay necesidad de temer a la conciencia. No hay necesidad.
La toma de conciencia es el primer paso hacia el cambio positivo y el crecimiento interior. Es el primer paso hacia la solución del problema, o de la satisfacción de la necesidad, el primer paso hacia el futuro. Así es como nos concentramos en la siguiente lección.
La toma de conciencia es la forma como la vida, el universo y nuestro Poder Superior captan nuestra atención y nos preparan para el cambio. El proceso de ser cambiados empieza con la toma de conciencia. La toma de conciencia, la aceptación y el cambio, ése es el ciclo. Podemos aceptar la incomodidad temporal de la toma de conciencia porque podemos confiar en Dios y en nosotros mismos.

“Hoy estaré agradecido por cualquier toma de conciencia que me venga. Desplegaré gratitud, paz y dignidad cuando la vida capte mi atención. Recordaré que está bien aceptar la incomodidad temporal de la toma de conciencia porque puedo confiar en que ésta es mi Poder Superior que me está llevado hacia delante”.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós).

ACEPTACIÓN, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, la oración, RECUPERACION, SOMETIMIENTO, voluntad divina, vulnerabilidad

Meditacion 24 de Noviembre … Sometimiento

Sometimiento significa decir: “Está bien, Dios. Haré lo que Tú quieras”.
La fe en el Dios de nuestra recuperación significa que confiemos en que, eventualmente, nos gustará hacer eso.

“Hoy me someteré a mi Poder Superior. Confiaré en que el plan de Dios para mí será bueno, aunque sea diferente del que yo esperaba o del que tenía esperanzas”.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós).

ACEPTACIÓN, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, GRATITUD, la oración, libertad religiosa, merecimiento, RECUPERACION, sentimientos, SOMETIMIENTO, voluntad divina, vulnerabilidad

Meditación 16 de Noviembre: Dios como nosotros lo entendemos

Dios es sutil, pero no es malicioso.(Albert Einstein).

La recuperación es un proceso intensamente espiritual que nos pide que crezcamos en nuestra comprensión de Dios. Nuestra comprensión puede haber sido determinada por las primeras experiencias religiosas o las creencias de quienes nos rodean. Podemos preguntarnos si Dios es tan vergonzoso y atemorizante como las personas pueden ser. Podemos sentirnos como víctimas o abandonados por Dios como lo hemos hecho por personas de nuestro pasado.
Intentar comprender a Dios puede confundir nuestra mente debido a lo que hemos aprendido y experimentado hasta ahora en nuestra vida. Podemos aprender a confiar en Dios, de todos modos.
He crecido y cambiado en mi comprensión de este Poder mayor que yo. Mi comprensión no ha crecido en un nivel intelectual, sino por lo que he experimentado desde que cambié mi vida y mi voluntad al cuidado de Dios, tal como lo entendí, o mejor dicho, no lo entendí, Dios.
Dios es real. Amoroso. Bueno. Cuidador. Dios quiere darnos todo lo bueno que podemos manejar. Cuanto más enfocamos nuestra mente y nuestro corazón hacia una comprensión positiva de Dios, más nos valida Dios.
Cuanto más agradecemos a Dios por quién es Dios, quiénes somos y la naturaleza exacta de nuestras circunstancias presentes, más actúa Dios en nuestro favor.
De hecho, todo el tiempo, Dios planeó actuar en nuestro nombre.
Dios es Creador, Benefactor y Fuente. Dios me ha mostrado, más allá de todo lo demás, que la forma en que llegué a comprender a Dios no es tan importante como saber que Dios me comprende.

“Hoy, estaré abierto a crecer en mi comprensión de mi Poder Superior. Estaré dispuesto a dejar atrás viejas creencias negativas y limitantes sobre Dios. No importa cómo entiendo a Dios, estaré agradecido de que Dios me entienda.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós).