AUTOESTIMA, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, equilibrio, Liberación, merecimiento, poder interior, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina, vulnerabilidad

Meditación 17 de Febrero… Sal del nido

La águila madre enseña a sus pequeños a volar haciendo que su nido sea tan incómodo que se ven obligados a abandonarlo y comprometerse con el mundo desconocido del aire exterior. Y así lo hace nuestro Dios para nosotros. (Hannah Whitall Smith).

A veces, la presión viene de dentro de nosotros. A veces, es externo. Ese trabajo se pliega. La relación deja de funcionar. El alcohol y las drogas dejan de funcionar. ¿Que voy a hacer?
Oh ya veo. Dios me está enseñando a volar, otra vez.

“Gracias, Dios, por sacarme del nido.”

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).

Anuncios
ACEPTACIÓN, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, GRATITUD, Liberación, merecimiento, poder interior, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina

Meditación 16 de Febrero… Pensamientos Curativos

Piensa pensamientos curativos.
Cuando sienta enojo o resentimiento, pídale a Dios que lo ayude a sentirlo, aprenda de él y luego libérelo. Pídele que bendiga a aquellos a quienes sientas enojo.
Pídele que te bendiga también.
Cuando sientas miedo, pídele que te lo quite. Cuando sientas miseria, fuerza la gratitud. Cuando se sienta privado, sepa que hay suficiente.
Cuando te sientas avergonzado, asegúrate de que quien eres está bien. Eres lo suficientemente bueno.
Cuando dude de su tiempo o de su posición actual en la vida, asegúrese de que todo está bien; estás justo donde debes estar. Asegúrate de que otros también lo están.
Cuando reflexione sobre el futuro, dígase a sí mismo que será bueno. Cuando miras al pasado, renuncias al arrepentimiento.
Cuando note problemas, afirme que habrá una solución oportuna y un regalo del problema.
Cuando te resistas a los sentimientos o pensamientos, practica la aceptación.
Cuando sientas incomodidad, debes saber que pasará. Cuando identifique un deseo o una necesidad, cuéntese a sí mismo que se cumplirá.
Cuando te preocupes por las personas que amas, pídele a Dios que las proteja y cuide de ellas. Cuando te preocupes por ti mismo, pídele que haga lo mismo.
Cuando piensas en los demás, piensa en el amor. Cuando piensas en ti mismo, piensa en el amor.
Luego mira tus pensamientos transformar la realidad.

“Hoy, pensaré pensamientos curativos.”

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós-Meditaciones para Codependientes).

ACEPTACIÓN, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, CURACIÓN, Liberación, merecimiento, poder interior, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina

Meditación 15 de Febrero… Control

A veces, el día gris nos da miedo. Esos son los días en que regresan los viejos sentimientos. Podemos sentirnos necesitados, asustados, avergonzados, incapaces de cuidar de nosotros mismos.
Cuando esto sucede, es difícil confiar en nosotros mismos, en los demás, en la bondad de la vida y en las buenas intenciones de nuestro Poder Superior. Los problemas nos parecen agobiantes. El pasado parece carecer de sentido; el futuro, desierto. Nos sentimos seguros de que las cosas que queremos en la vida nunca sucederán.
En esos momentos, quizá nos convenzamos de que las cosas y las personas de fuera tienen la llave de nuestra felicidad. Ahí es cuando quizá tratemos de controlar a la gente y a las situaciones para enmascarar nuestro dolor. Cuando te vengan estas “loqueras codependientes”, los otros a menudo empiecen a reaccionar negativamente a nuestro afán de controlar.
Cuando estemos en un estado frenético, buscando la felicidad fuera de nosotros mismos y buscando que los demás nos den paz y estabilidad, recordemos esto:
Aunque pudiéramos controlar a las personas y a las cosas, aunque obtuviéramos lo que queríamos, seguiríamos siendo nosotros mismos. Nuestro estado emocional seguiría siendo un torbellino.
La gente y las cosas no nos quitan el dolor ni nos curan. En la recuperación aprendemos que ésa es labor nuestra y que podemos llevarla a cabo usando nuestros recursos, nosotros mismos, nuestro Poder Superior, nuestros sistemas de apoyo y nuestro programa de recuperación.
Con frecuencia cuando ya estamos en paz, confiados, y hemos aceptado las cosas, nos vienen lo que queríamos, con naturalidad y soltura. El sol empieza a brillar de nuevo. ¿No es divertido, y no es verdad, cómo en realidad todo cambio comienza con nosotros?

“Hoy puedo dejar ir las cosas, las personas y mi necesidad de control. Puedo manejar mis sentimientos. Puedo llegar a sentirme en paz. Puedo alcanzar la calma. Puedo volver al camino y encontrar la verdadera llave de la felicidad: yo mismo. Recordaré que un día gris es simplemente eso, un día gris”.

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós).

claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, DESAPEGO, FIJAR LIMITES, Liberación, merecimiento, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, voluntad divina, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 14 de Febrero

Desapegarnos no quiere decir que nada nos importe. Significa que aprendemos a amar, a preocuparnos y a involucrarnos sin volvernos locos. Dejamos de crear un caos en nuestra mente y en nuestro medio ambiente. Cuando no nos hallamos reaccionando de un modo ansioso compulsivo, nos volvemos capaces de tomar buenas decisiones acerca de cómo amar a la gente y de cómo solucionar nuestros problemas. Nos liberamos para comprometernos y para amar de modo que podamos ayudar a los demás sin lastimarnos a nosotros mismos.
Las recompensas que el desapego nos brinda son muchas: serenidad, una profunda sensación de paz interior, la capacidad de dar y de recibir amor de una manera que nos enaltece y nos llena de energía, y la libertad para encontrar soluciones reales a nuestros problemas. Encontramos la libertad para vivir nuestra propia vida sin sentimientos excesivos de culpa o de responsabilidad hacia los demás. En ocasiones el desapego llega a motivar y a liberar a la gente que se encuentra a nuestro alrededor para empezar a solucionar sus problemas. Dejamos de mortificarnos por ellos y lo perciben, de modo que finalmente comienzan a preocuparse por ellos. ¡Qué gran plan! Cada quien atiende sus propios asuntos.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

desapego de chopra1

claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, Honestidad-Franqueza, Liberación, RECUPERACION, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina

Meditación 14 de Febrero… Rescatandonos a nosotros mismos

¡A nadie le gusta un mártir!

¿Cómo nos sentimos alrededor de los mártires? Culpable, enojado, atrapado, negativo y ansioso por escapar.
De alguna manera, muchos de nosotros hemos desarrollado la creencia de que privarnos, no cuidándonos a nosotros mismos, ser una víctima, y ​​sufrir innecesariamente nos conseguirá lo que queremos.
Es nuestro trabajo notar nuestras habilidades, nuestras fortalezas y cuidarnos desarrollando y actuando sobre ellos.
Es nuestro trabajo notar nuestro dolor y cansancio y cuidarnos apropiadamente.
Es nuestro trabajo notar nuestras privaciones, también, y comenzar a dar pasos para darnos abundancia. Comienza dentro de nosotros, al cambiar lo que creemos que merecemos, al renunciar a nuestras privaciones y tratarnos a nosotros mismos de la manera en que merecemos ser tratados.
La vida es dura, pero no tenemos que hacerlo más difícil descuidándonos a nosotros mismos. No hay gloria en el sufrimiento, solo sufrimiento. Nuestro dolor no se detendrá cuando llegue un rescatador, sino cuando nos responsabilicemos de nosotros mismos y detengamos nuestro propio dolor.

“Hoy, seré mi propio salvador. Dejaré de esperar a que alguien más resuelva mis problemas y resuelva mis problemas por mí.”

(Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós-Meditaciones para Codependientes).

Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, DESAPEGO, Liberación, RECUPERACION, REFLEXIONES DIARIAS, sentimientos, SOLTAR, voluntad divina, vulnerabilidad

Reflexión del Dia: 13 de Febrero

El desapego no es un alejamiento frío, hostil; no es una¿ aceptación resignada y desesperante de todo aquello que la vida y la gente nos tire en el camino; no es una manera robótica de ir por la vida, absortos, y totalmente indiferente a la gente y a los problemas; no es una actitud de inocente dicha infantil; ni un desentendimiento de lo que son nuestras verdaderas responsabilidades hacia nosotros mismos y hacia los demás; ni una ruptura en nuestras relaciones. Tampoco es que retiremos nuestro amor y nuestra solicitud, aunque a veces estas formas de desapegarnos pueden ser las mejores a seguir, por el momento.
De una manera ideal, desapegarnos es liberarnos o apartarnos de una persona o problema con amor. Mental, emocional y a veces físicamente nos desembarazamos de nuestro involucramiento insano (y a menudo doloroso) con la vida y responsabilidades de otra persona, y de los problemas que no podemos resolver.

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

desapego de chopra1

ACEPTACIÓN, AUTOESTIMA, claridad, Codependencia, conciencia, CONFIAR EN EL PODER SUPERIOR, confiar en uno mismo, cuidado de uno mismo, GRATITUD, Liberación, poder interior, RECUPERACION, sentimientos, voluntad divina, vulnerabilidad

Meditación 13 de Febrero… Hacer un cuadro de gratitud

Un día, años después de descubrir el poder de la gratitud, me sentía atascado, bloqueado e ingrato. De nuevo. Después de unos minutos de esto, supe qué hacer. Entendí claramente cuál era el remedio para mi situación.
Fui a una tienda en la ciudad y elegí la cajita más hermosa que pude encontrar. Era plateado, con grabados en él. Alrededor de cuatro pulgadas de alto y seis pulgadas de ancho. Luego fui a casa y saqué una libreta de papel. Lo rompí en pequeñas tiras pequeñas. En cada hoja de papel, escribí una cosa que me molestaba o preocupaba: desde las finanzas, al trabajo, al amor.
Cuando terminé de escribir mi lista de problemas, comencé con otra. Ahora, en cada hoja de papel, escribí los nombres de las personas por las que quería orar, las personas que amaba, las personas a las que quería pedirle a Dios que las bendijera.
Cuando terminé, puse cada pequeña tira de papel en la caja.
Luego, sostuve la caja en mis manos y agradecí a Dios por todo lo que había dentro.
Todavía tengo mi caja de gratitud. Lo mantengo a la vista. La gente piensa que es solo una decoración bonita, pero para mí significa mucho más que eso. De vez en cuando, cuando me siento deprimido, abro la caja. Saco un trozo de papel y practico la gratitud por cualquier resbalón que haya salido. A veces, saco un nombre de alguien a quien quiero que Dios bendiga. Para ese día, mi misión es rodear a esa persona con mis oraciones.
La mayoría de los problemas que puse en esa caja se resolvieron hace tiempo. Pero la caja todavía está alrededor para recordarme el poder de la gratitud.
¿Tiene algunos problemas en su vida hoy en día, áreas que parece que no puede resolver? Si aún no tienes uno, considera hacer una caja de agradecimiento. Recuerde, hay una diferencia entre saber sobre el poder de la gratitud y realmente aplicar la gratitud en nuestras vidas.

“Dios, ayúdame a hacer las cosas que sé que me ayudarán a sentirme mejor.”

(Melody Beattie de su Libro Mas del Lenguaje del Adiós).